Hincha Rey de Copas: El gran dilema de Nacional