fbpx

Lo bueno y lo malo de Jeison Murillo en el Barça

2018-12-21T17:13:39+00:00 21 diciembre, 2018 |
  • Jeison Murillo fue cedido al Barcelona
2 minutos de lectura

Sin que nadie se enterara, de un día para otro Jeison Murillo fue cedido al Barcelona. Eso es fantástico, sí, pero también hay un lado oscuro (oscurito).

Lo bueno

El aprecio y el escudo: Jeison solo ha jugado tres partidos esta temporada. Al Barcelona no llega para ser titular, pero si Valverde lo mandó a traer fue por algo. Para un jugador siempre será mejor estar en un lugar en el que se sienta apreciado e importante. Además, en el peor de los casos, mejor ser suplente en el glamuroso Barcelona de Messi que en el Valencia.

Ganar títulos: Es muy probable que el Barcelona se lleve un título a las vitrinas esta temporada. A Murillo le vendría bien, pues a sus 26 años solo ha levantado el Torneo de Esperanzas de Toulon con Colombia Sub-20. Ya viene siendo hora de que a Jeison le cuelguen una medallita como profesional. La Copa del Rey, la Liga Santander y la Champions están en el horizonte. Ojo, sí puede jugar la Champions.

Conoce la liga: Como Messi, y a diferencia de Mina, Murillo ha vivido toda su carrera profesional en Europa y, en su gran mayoría, en España. Desde sus inicios en Granada, Cádiz, Las Palmas y hasta su buena temporada 17-18 con Valencia, el colombiano ha aprendido cómo se defiende en España. No tendrá problemas en ese aspecto.

Lo malo

Llega sin ritmo: Luego de disputar apenas tres partidos, Murillo necesita que lo pongan a competir. A mitad de temporada, con partidos importantes en el horizonte y en un gigante como el Barça, no es fácil darle espacio a novedades sorpresivas como él. Jeison Se tendrá que ganar la oportunidad a punta de trabajo y garra.

Compite con grandes centrales: Aunque quitarle el puesto a Vermaelen no parece ser un reto imposible para Jeison, enfrente también tiene a un gran fichaje como Lenglet y a dos campeones del mundo como Piqué y Umtiti. Este último está lesionados, pero eso no durará para siempre y si Murillo no muestra su valor en la zaga defensiva para entonces, se devolverá a Valencia con la frente marchita en junio.

Su salida con el balón genera dudas: Hablemos sin tapujos. A la hora del té, nadie ve en Murillo a un central que se destaque por una salida impecable con el balón (su juego a uno y dos toques tampoco es despampanante). No es un desastre, ni mucho menos, pero nadie esperaba que el Barcelona viera ADN culé en su sangre. Como vimos con Yerry, ser defensa en el Camp Nou es jodido, pues el equipo juega siempre en campo contrario y son los centrales los encargados de poner a andar la maquinaría ofensiva con pases entrelíneas y rupturas en conducción.

Jeison, llegó la hora de demostrar de qué estás hecho. Mucha suerte, mostro.

Foto:
Twitter @FcBarcelona

(Visited 2.283 times, 14 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS