fbpx

Las tres claves de la victoria del Cali contra Junior

2018-12-01T09:51:24+00:00 2 septiembre, 2018 |
  • Deportivo Cali le ganó al Junior de Barranquilla 1-0 en el Palmaseca
2 minutos de lectura

Estas son las razones del 1-0 entre Deportivo Cali y Junior de Barranquilla.

Duelo de filósofos

El pelusianismo defensivo por un lado y el fólcor comesañista por el otro. El Cali paró un 4-2-3-1, con Benedetti flotando en el medio, los extremos presionando alto y Sand entorpeciendo la salida de Rafael Pérez y Jefferson Gómez.

Los de ‘Pelo e´Burra’, en cambio, fueron a la fija con el 4-3-3 con el que han sonreído todo el semestre. En el tres del medio, Pico fue cabeza de área y Narváez y James interiores. En las bandas, Díaz bailando por izquierda y Jarlan, por derecha, moviéndose de afuera hacia adentro.

Nadie quiso a la bola

Más allá de los primeros 15 minutos de palo a palo, de ida y vuelta, el cotejo terminó siendo un festival de malas entregas. El combustible se acabó rápido y de ahí en adelante todo fue derroche y desperdicio del balón. En lo que va de la liga la fruta nunca se había sentido tan maltratada y tan olvidada. Jarlan y Benedetti, sus amantes más cariñosos, hoy la abandonaron en medio de un pantano de patadas y guayazos.
Le puede interesar: Los jugadores de la Liga Águila que jugaron Champions League

Nadie apareció, nadie la agarró con suavidad y la bola se perdió. Los porteros durmieron, los centrales bostezaron y los magos se aburrieron. Así, sin nada de nada, terminó el primer tiempo. 0-0.

Inocentes y erráticos

Aunque el cotejo estaba aburrido, era parejo y equilibrado. De vez en cuando salía un costeño que dibujaba, otras veces era un caleño el que inventaba. Estaba parejito, parejito, hasta que Díaz se creyó karateca, se ganó la roja y dejó el partido desbalanceado.

Comesaña intentó seguir atacando, seguir complaciendo a la gente. Para ello mandó a González por James Sánchez, para jugar a lo que le gusta. Pero no, el cambo no sirvió. Pelusso mandó a sus muchachos a atacar, a buscar el gol como sea. Delgado y Ángulo explotaron el hueco que dejó la expulsión. Benedetti, a medias, intentó amasar el balón, pero nada pasaba.

El partido ya olía a empate y Pelusso, evitando regalar puntos, mandó a ‘Elly’ Torres a crear. Lo juntó con Benedetti y el cuento cambió. Hubo fútbol, poco, pero hubo. Cuando ya faltaban diez para el fin, la zurda de Benedetti, las manos de lechuga de Viera y la fortuna del palomero Murillo, se ensancocharon en una jugada que mandaron a Barranquilla al Junior con cero puntos.
No se vaya sin leer: Pan y Circo: La historia eterna del fútbol colombiano

Foto:
Pulzo

(Visited 167 times, 2 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS