fbpx

Una colombiana señalada por el escándalo de Football Leaks

2018-11-06T21:33:08+00:00 5 noviembre, 2018 |
  • María Claudia Rojas y Gianni Infantino caso de corrupción en FIFA.
7 minutos de lectura

De acuerdo con revelaciones de Football Leaks, María Claudia Rojas, presidenta del Comité de Ética de la FIFA, dejó a Gianni Infantino corregir el Código de Ética de la Organización. 

NOTA: Este artículo fue originalmente publicado con el título “La Colombiana Involucrada en caso de Corrupción en la FIFA”. Esto es falso, pues Maria Claudia Rojas, presidenta del Comité Ético de la FIFA, no ha sido involucrada en ningún caso de corrupción. Hasta el momento, solo se conoce una versión del medio alemán Der Spiegel, en la que se le señala de incurrir en irregularidades.

El diario alemán Der Spiegel publicó la semana pasada el reportaje Football Leaks, un trabajo periodístico de filtración de correos y otros documentos de los hombres más poderosos en el mundo del fútbol. En él se describe la relación que ha tenido la colombiana María Claudia Rojas con Gianni Infantino y sus inescrupulosas acciones al frente de la FIFA.

La “súper amiga”

María Claudia Rojas llegó a la presidencia de la Cámara de Investigación del Comité Ético de la FIFA en mayo de 2015 en reemplazo del suizo Cornel Borbély, quien fue despedido por Infantino justo después de abrir un proceso en contra del Presidente por prácticas impropias.

Rojas llegó al cargo nominada por la CONMEBOL y su presidente Alejandro Domínguez, quien a su vez, recibió su hoja de vida por parte de Ramón Jesurún, Presidente de la Federación Colombiana de Fútbol.

Según Der Spiegel, Jesurún postuló a Rojas describiéndola como una “Candidata de lujo, loca por el fútbol” y “Súper amiga suya”. Sí, literalmente dijo súper amiga. María Claudia, que fue Presidenta del Consejo de Estado y Magistrada de la Corte Suprema de Justicia, efectivamente es amiga de Jesurún y presuntamente también de Luis Bedoya, según publicó el New York Times a finales del año pasado.

Ramón Jessurum, Presidente de la FCF y Alejandro Domínguez, Presidente de CONMEBOL

Ramón Jesurún y Alejandro Domínguez, los encargados de llevar a María Claudia Rojas a la FIFA. // Foto: W Radio/T13

Con una sobresaliente carrera como jurista pero sin ninguna experiencia dentro del fútbol, Rojas llegó a Zurich a liderar la Cámara de investigaciones del Comité Ético de la FIFA. Nadie puso en duda su falta de experiencia como investigadora, ni los plazos vencidos sobre los que se presentó su candidatura. De hecho, Infantino celebró su llegada como una figura independiente, de afuera de Europa y además, mujer.

Pero según conoció Der Spiegel, en el Comité de Ética aseguran que, desde su llegada, la calidad de las investigaciones ha disminuido y que por la oficina solo se pasa unos pocos días al mes. En varios documentos filtrados por el periódico alemán, Rojas se limita a aprobar las recomendaciones del personal de FIFA en un par de líneas acompañado de un “Muchas gracias. Cordial saludo.”.

Seguro le interesa: ¡No queremos más Champions League!

Camiseta Radamel Falcao

 

Y es que no se puede esperar mucho más, la verdad, pues, según el diario alemán, Rojas no habla inglés y su nivel de francés no es suficiente para dominar conceptos mínimos legales. Una presidenta del Comité de Ética de la FIFA que no habla inglés y que depende, en gran parte, del trabajo de sus asesores…

Claro que a Infantino esos detalles poco o nada le importan. Al contrario, está complacido con la forma en la que ha llevado el cargo Rojas hasta ahora. Pues antes de si quiera posesionarse, negó y archivó el proceso en contra de Infantino abierto por su predecesor. Y desde entonces, ni un solo atisbo de control sobre la administración del Presidente.

Dejó que el “Capo” le metiera mano al Código

La llegada de Rojas al cargo, por dudosa que parezca y su “pobre” desempeño al frente del Comité no terminan de configurar ninguna irregularidad en concreto. Sí lo hacen, en cambio, los correos que filtra Football Leaks en los que ella y el griego Vassilios Skouris, presidente de la Cámara adjudicatoria del Comité de Ética, intercambian con Infantino borradores del nuevo Código de Ética de la FIFA.

La razón de que fuera el Comité de Ética el encargado de redactar las reformas pertinentes al Código era la independencia –técnica– de este órgano respecto a la presidencia de la FIFA. Pero al final, el Comité terminó siendo la herramienta que usó Infantino para hacer del nuevo Código una obra de su autoría.

“Querido Gianni, como prometí, le envío el borrador del código elaborado por la Sra. Rojas y por mí. Si tiene comentarios, le pido que los envíe un par de días antes, para poder incorporarlos en el texto final “. Dice el correo que le envió Vassilios al Presidente de la FIFA el 21 de diciembre del 2017.

Vassilios Skouris, Presidente de la Cámara de adjudicaciones del Comité de Ética de FIFA.

Vassilios Skouris le envió borradores del nuevo Código de Ética a Infantino.// Foto: Bucerius Law School

Y vaya si Infantino tuvo comentarios. Uno de ellos fue que, para su gusto, se llevaban a cabo demasiadas investigaciones preliminares y que “Debería estar claro que incluso una investigación preliminar solo se puede hacer por instrucción del presidente de la Cámara de Investigación”.

Es decir que no puede haber ninguna investigación –si quiera preliminar– que no sea aprobada por Rojas, de quien según las fuentes de Der Spiegel no es muy dada a investigar.

Lea también: Nadie quiere ser hincha de Nacional

Gorra Rastastas

 

Hans-Joachim Eckert, ex-presidente de la Cámara adjudicatoria del Comité de Ética, ya tenía sospechas de que el nuevo Código era trabajo de Infantino y asegura que el ex-presidente de la FIFA, Sepp Blatter, a quien él mismo se encargó de juzgar: “Podría ser lo que fuera, pero jamás habría ido tan lejos como para tratar de influir en las pautas de ética o entrometerse en los asuntos del Comité de Ética.”

Tal parece que el “Capo”, como le dice un amigo cercano en un correo a Infantino, sigue manejando la FIFA como la mafia de siempre.

¿Qué hacía allá?

Hace unos meses, durante el Mundial de Rusia, Rojas estuvo hospedada en el hotel Lotte de Moscú en donde, casualmente, también estaban hospedados varios miembros del Consejo de la FIFA. Dicen que la vieron pasearse por el lobby del hotel junto a sus dos hijos, con camiseta de la Selección Colombia y toda la parafernalia de un hincha cualquiera.

Nadie sabe qué hacía en el mismo hotel donde estaban aquellos a los que debería vigilar, ni quién pagó los tiquetes de sus hijos para ir a ver a Colombia. Lo cierto es que, vaya ironía, Infantino invitó a más de 200 personas con todos los gastos pagos por esos días en Moscú.

Seguro le interesa: Quieren acabar con el fútbol femenino en Colombia

 

Lo normal sería que Rojas investigara si acaso hubo una irregularidad o malgasto de fondos. En contraste, su presencia en Rusia, en esas circunstancias específicas, la dejan en fuera de lugar.

Preguntas que quedan

Todo lo anterior hace parte del reportaje del diario Spiegel y el reportaje Football Leaks en el que se dan a conocer muchas más historias relacionadas con la corrupción detrás de los grandes dirigentes del fútbol mundial. Pero solo con el par de migas que deja la investigación respecto a la señora María Claudia Rojas hay varias preguntas que quedan en el aire:

¿Por qué Ramón Jesurún postuló a una candidata para presidir la Comisión de Ética sin experiencia alguna como investigadora ni en el mundo del fútbol?

¿Cómo hace la señora Rojas para estar la frente de la Comisión de Ética sin hablar inglés?

¿Sabía la señora Rojas de los correos que intercambiaron Vassilios Skouris y Gianni Infantino respecto al nuevo Código de Ética?

¿Qué hacía la señora Rojas en Rusia, junto a sus hijos y en el mismo hotel que varios miembros del Consejo de la FIFA?

Ojalá, algún día, respondan.

Foto:
Inside World Football / El Día

(Visited 956 times, 4 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS