fbpx

El ABC del escándalo de dopaje de Sergio Ramos

2018-12-01T10:40:15+00:00 29 noviembre, 2018 |

Soy malísimo para los nombres propios y tengo muy mala memoria. Además del fútbol, mi deporte favorito es exagerar y equivocarme en las predicciones.

4 minutos de lectura

Football Leaks sigue sacando dinamita. Esta vez pone en el ojo del huracán a Sergio Ramos, señalado de irregularidades con el control antidopaje. 

La vuelta es así. Un día antes de la final de Champions pasada en Cardiff, llegó a un laboratorio en Seibersdorf, Austria, una muestra de orina con el código 3324822 perteneciente a Sergio Ramos.

Al otro día la final se jugó, ganó el Real Madrid y Ramos se convirtió, joder, en tricampeón de Champions.

Un mes después, el 5 de junio de 2017, el jefe del laboratorio de Seibersdorf le envió una carta a la UEFA advirtiendo que en la muestra de Ramos habían encontrado restos de dexametasona, un corticoide que funciona como antiinflamatorio (que además mejora la concentración) y que está entre las sustancias prohibidas por la Agencia Mundial de Dopaje.

 

 

Dos días después de que la UEFA supiera de la irregularidad, un empleado de la entidad le informó directamente a Ramos lo encontrado en el análisis para que el defensa explicara las razones. El capitán del Madrid respondió con un escueto correo en en el que reconoció haber recibido tratamiento médico para el dolor y la inflamación, y adjuntó un reporte médico de su club con el que “todo quedaría claro”.

Lea tambien: Un tipo como Pep Guardiola que dirigió a Junior y Santa Fe 

En dicho reporte no se menciona la dexametasona, sino que se informa que la noche antes de la final el defensa recibió una inyección en el hombro y una inyección en la rodilla —en la que sufre dolor crónico— con la sustancia celestone cronodose, un corticoesteroide que también se usa para combatir la inflamación y el dolor; y que también está entre la lista de sustancias prohibidas.

El Real Madrid fue notificado de la irregularidad y su médico de cabecera, que es también el médico de la selección española de rugby, respondió echándose el chicharrón al hombro y argumentó que lo que había pasado era todo culpa suya. Una simple confusión: gracias a la euforia post-triunfo —¡hasta el ex Rey Juan Carlos estaba en el camerino!— el médico consignó erróneamente en el reporte antidoping de Ramos que en la previa le había inyectado cerestone, cuando en realidad le había dado dexatemasona.

¿No entiende nada? ¿Pero cómo fue que la UEFA se creyó este cuento de hadas?

Pues sí. Como ambas drogas se usan para lo mismo, y como aunque ambas son sustancias prohibidas que sin embargo pueden usarse en la previa a los partidos si se reporta su uso en los informes de dopaje, la UEFA determinó que fue un entendible y excusable error humano. “Les pedimos estar más atentos en las siguientes oportunidades”, fue su última respuesta para el club de Florentino y de Ramos.

 

Foto: Cadena Ser.

 

También quiere leer: Actualización de fichajes para la Liga Águila 2019-1 

¿Y ya? ¿Eso es todo? ¿No hay más escándalo Ramos?

Tranquilos, amigos.

Gracias a Football Leaks salió a la luz un reporte de la agencia española de dopaje del 15 de abril de este año en el que se le acusa a Ramos de volver a jugar con fuego en el control antidopaje.

El escándalo tuvo lugar en Málaga, después del triunfo a domicilio 2 a 1 del Madrid cuando el capitán fue llamado por un agente antidopaje para someterse al rutinario examen.

Acusando que sus compañeros superestrellas lo estaban esperando para volar lo antes posible a Madrid, el defensa preguntó si podía ducharse antes del examen. El agente se negó y le dejó claro que esto podría entenderse como obstrucción y manipulación del examen (acción que es severamente castigada por
la agencia antidopaje y el parlamento español con hasta por 300.000 euros de multa, la pérdida de puntos, un año de suspensión al jugador, cuatro año de suspensión al médico y hasta la relegación de categoría del equipo implicado).

 

Foto: Eurosport

 

Igual, desafiante, el jugador más expulsado en la historia del Madrid se metió a bañar, y ahí sí tomó el examen.

Usualmente, cuando estas irregularidades ocurren, la agencia antidopaje española tarda pocas semanas en notificarlo. Esta vez, abrakadabra, se demoró cino meses en informarlo y, aunque un correo filtrado por Football Leaks deja ver que el abogado de cabecera del club le informó al gerente general de la gravedad del caso, cuando el jugador fue contactado para explicar la irregularidad, ni él ni nadie en el club respondió al llamado.

La Agencia, como la UEFA, lo aclaró todo difusamente en un comunicado que se lee “en el presente caso no hay hechos para concluir que hubo violaciones al reglamento antidopaje”

Así se vigila a los poderosos.

 

 

Nota: Este escrito está basado en la excelente unidad investigativa  sobre Football Leaks del diario alemán Der Spiegel. Consúltela acá. 

Termine con: Los universitarios que juegan en la Liga Águila 

Foto:

ABC

(Visited 420 times, 3 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS