fbpx

La única condición para que Omar Pérez vuelva a Santa Fe

2018-12-04T15:49:56+00:00 4 diciembre, 2018 |

Psicólogo en desuso, editor aficionado y futbolista recontra frustrado.

3 minutos de lectura

La opinión de los columnistas no refleja necesariamente la de Hablaelbalón.

Hay amores de amores. Cenizas que si se juntan con fuego se vuelven a prender. Amores que necesitan apenas una chispa para renacer. ¿Cómo no vamos a estar felices los hinchas de Santa Fe? Si estamos hablando de ti, el jugador más importante de la historia reciente de un club que parecía muerto antes de tu llegada. Estamos contentos y esperamos que tú también. Eso es lo primero.

 

 

Todo está dado: tú quieres seguir jugando fútbol, lo hiciste bien y regularmente en Patriotas, tus relaciones con los directivos de Santa Fe son las mejores y, lo más importante, nos amamos mutuamente. Todo pinta de maravilla, Omar. Pero ojo, no te aceleres, que volver no es volver y ya…

Lea también: El once ideal del ‘todos contra todos’ de la Liga Águila

Ojo, Omar, porque nadie acá quiere una relación quinceañera, de esas que se acaban y reinician día de por medio. Pues hasta los vínculos más fuertes pueden desgastarse. Hay amores de la vida que se esfumaron, hay mamás que se cansaron de sus hijos, hijos que se cansaron de sus mamás y hermanos que no se hablan más, solo para poner ejemplo de amores que parecían inquebrantables. Para volver a intentarlo hay que mirar para atrás, evaluar qué fue lo que falló y ajustar. Volver por volver no sirve. Volver es una responsabilidad, una decisión diaria. Los amores de amores también deben cultivarse. Entonces, cuidado, Omar, mucho cuidado.

Será duro, no te confíes. Para volver tendrás que entender que ya no eres un pelado, que no te darán los minutos que crees que te mereces, que tu rodilla ya no está para jugar los noventa domingo-miércoles-domingo. Si vuelves, hazlo sabiendo que eres grande, pero no más grande que el club. Que está vez no puede haber berrinches ni amenazas que nos perjudiquen. Si vuelves, ten claro que podrás aportar desde adentro, pero que sobre todo lo tendrás que hacer desde afuera. Si vuelves, deberás aceptar que tal vez el técnico no cuente contigo en las noches más importantes.

Le puede interesar: El Unión Magdalena tuvo el primer tridente de la historia

 

 

Piensa bien si eres capaz de eso. Porque si vuelves, Omar, es para quedarte. Para despedirte del fútbol con esta camiseta. Porque si tu primera despedida por Instagram no fue grata, tampoco lo fue la segunda, y una tercera ruptura sería insoportable. Si vuelves, oye bien, es para casarnos. Te vas de este club con el Campín lleno, la tribuna tapizada con tu número 10 y cantando tu nombre al unísono. Si vuelves, tenlo claro, después de esa despedida, o te sientas a trabajar en las oficinas del club, o te pones una sudadera y entrenas a las divisiones menores, o te vas a jugar fútbol aficionado a Santiago del Estero, o te vas a hacer lo que te plazca en donde te plazca. Pero, pon atención, Omar, si vuelves, no te vas a poner otra camiseta más. No es para salir corriendo al primer malestar y ponerte la de cualquier otro equipo que te ofrezca unos pesos — colombianos o argentinos o peruanos, nos da igual. Si vuelves, es para irte como te lo mereces. Si vuelves, Omar Sebastián, es para darnos la oportunidad de despedirte como te lo mereces. También nosotros merecemos eso.

Ahora que decidiste volver, piensa bien lo que vas a hacer. Enlista tus responsabilidades y comprométete con ellas. Si eres capaz, la puerta está abierta. Si no, mejor dejemos así. Tú allá y nosotros acá. Si no eres capaz, mejor te dejamos donde estás: allá arriba, montado en el pedestal. No corras el riesgo de decepcionarnos. No seamos ese amor de la vida que fracasó.

Termine con: El Unión Magdalena tuvo el primer tridente de la historia

 

 

Foto:
Futbolred

(Visited 1.157 times, 118 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS