fbpx

Memorias del Romelio Martínez

2018-07-30T15:19:42+00:00 30 julio, 2018 |
  • El Junior volvió al Romelio luego de 7 años
6 minutos de lectura

Antes del Metropolitano de Teo y Chará, en Barranquilla hubo un estadio especial. El Romelio Martínez es historia viva del fútbol barranquillero. 

En 1934, por allá en la calle 72, se construyó el Estadio Municipal. El nombre genérico le duró diez años, hasta después de los Juegos del Caribe de 1945 cuando se dieron cuenta que Romelio Martínez no solo era un pedazo de futbolista, sino que también la rompía haciendo atletismo. Desde entonces, su emblemática tribuna estilo Art-Decó presenció algunos de los momentos más lindos de la historia de nuestro fútbol. El Romelio es una caja profunda de historias por contar.

Lea también: Diamante en bruto: Daniel Moreno Mosquera

El Junior nació en 1924 y tuvieron que pasar veinticuatro años para que se convirtiera en un equipo profesional. En 1948, justo un año después del retiro del gran Roberto Meléndez —la leyenda máxima del fútbol barranquillero—, el Junior salió subcampeón del primer torneo profesional del país. La ambición era grande y el público abarrotado en el Romelio se hacía cada vez más exigente. Por eso, los dirigentes se vieron obligados a traer a un peso pesado…

Entonces llegó Heleno, Heleno de Freitas, un borracho superdotado que también era abogado y mujeriego empedernido y, además, trataba al balón como si fuera un poeta y no un futbolista. Los que lo vieron dicen que hacía lo que se le daba la gana, dentro y fuera de la cancha. Había días en los que simplemente no quería jugar y, como el técnico lo ponía por miedo a ser linchado, él se sentaba en la pelota. Se sentaba y ya. Su paso por el Junior fue corto, pero intenso. A Heleno se le recuerda como el primer gran ídolo, como al primer futbolista al que se le perdonó todo, sus malos partidos, sus excesos y su displicencia. Todo porque verlo jugar era un orgasmo.

Después del brasileño vino el húngaro. Cuando las directivas se cansaron de Heleno fueron por Imre Danko, la estrella de un equipo de estrellas que en 1950 vino de gira por Colombia y terminó quedándose en el Junior. Era la época del ‘Dorado’ y decirle no al fútbol colombiano no era opción. Vino huyendo de la Cortina de Hierro y apenas le dijeron que se quedara en Barranquilla no lo dudó ni un segundo. Se ennovió con la nieta de un dirigente y con ella tuvo a Marina Danko Villalba, una niñita que luego se haría modelo y terminaría casada con el popular torero español Palomo Linares. Un futbolista húngaro trajo uno de los apellidos más representativos de la élite barranquillera.

Pero la cosa se desinfló rápidamente. Una crisis económica del Junior hizo que el fútbol profesional se ausentara durante 13 años del Romelio Martínez y el equipo tuvo que conformarse con torneos locales y regionales. Aun así el estadio fue la casa de la Selección Colombia en las eliminatorias de cara al Mundial de Inglaterra 66 y esto despertó un entusiasmo que hizo que el equipo pudiera volver a primera. Con ello llegó una nueva migración de futbolistas brasileños. Entre ellos, un cojo que era mejor que Pelé.

Le va a gustar: Los jugadores que valen mucho menos después del Mundial

El 25 de agosto de 1968 el coliseo de la 72 fue testigo del primer y único recital que dio Manuel Francisco do Santos ‘Garrincha’ en nuestro país. La cosa terminó en derrota 2-3 contra Santa Fe, pero los afortunados que lo vieron dicen que a sus 34 años, y con un estado de forma deplorable, Mané hizo cosas nunca antes vistas en el Romelio. Su estadía fue corta, tan corta como su pierna derecha que le dio esa postura chueca e hizo que sus regates fueran indefendibles. Sumido en un alcoholismo de libro, ‘Garrincha’ había llegado persiguiendo a su gran amor, la cantante Elza Soares que venía de gira al país. El día que le dijeron que ella ya no cantaría en Barranquilla, con parsimonia sorbió su último vaso de whisky en la piscina del hotel, subió al cuarto, empacó la maleta y se fue al aeropuerto sin decir nada.

Dice la leyenda, también, que entre 1972 y 1975, la zurda mágica de Victor Ephanor desafió las leyes de la física en cada tiro libre que pateó. Como una hoja seca al caer de un árbol, la pelota cambiaba de dirección de manera inesperada y era inatajable para los porteros. Brasileños desfilaron varios por el Romelio, sin embargo, poco tiempo después de que los Char se hicieron dueños del equipo, el carnaval se acabó. Barranquilla era un cóctel inmanejable para los del país de la samba.

Entonces llegaron los argentinos y entre ellos hubo uno que voló más alto que el resto: Juan Ramón ‘La Bruja’ Verón. En el 77, cuando el Junior salió campeón por primera vez, él era jugador y entrenador al mismo tiempo. Pero lo más llamativo de su figura no fue su doble rol sino el parvulito de pasos torpes que salía con él a la cancha. Un niño que luego se haría grande de verdad. El Romelio fue, si no la primera, una de las primeras canchas que piso ‘La Brujita’ Verón. Ese Junior salió campeón a falta de un partido y en la última fecha el Romelio, al que para entonces le cabían 18 000 personas, lo recibió con 30 000 hinchas en sus tribunas.

No deje de leer: Las cinco conclusiones del triunfazo de Junior contra Lanús

Para esa época, el fanático del Junior coronó a un rey, a un líder, a una voz de pueblo: Edgar Perea se tomó la radio deportiva en Barranquilla y consiguió el 90% de la sintonía durante los partidos. Lo que él pedía, se hacía. Si ordenaba a la hinchada hacer ‘el canto celestial’, todo el Romelio, al unísono, insultaba al árbitro. Si el Junior conseguía un tiro libre y él decía que sería gol, entonces había gol.

La última gran noche del Romelio fue en aquel partido inolvidable entre Junior y River en el 81. Era el River de Kempes, Pasarella, Fillol y Tarantini, la base de la Argentina campeona del mundo en el 78. Se empató, pero fue un partidazo. Delménico le sacó un penal a Pasarella —que para muchos era el mejor cobrador del mundo— y Emilio Barraza, un juvenil tiburón, le dio un baile a Alberto Tarantini, que terminó pidiendo la hora con la lengua afuera.

Todo eso pasó en el Romelio Martínez, todos ellos jugaron en él. Luego la ciudad estrenó el Metropolitano y el ya viejo escenario pasó a segundo plano. Siguió siendo la casa de otros equipos como el Barranquilla F.C. o Uniautónoma. Durante la renovación del Metro para el Mundial Sub-20 de 2011, el Junior revivió con nostalgia sus épocas en la 72 y rápidamente volvió a caer en el olvido… Hasta ayer, que remodelado y hermoso, a la sombra de su tribuna Art-Decó, volvió a recibir a su único dueño. Bienvenido de nuevo, templo eterno.

No se vaya sin leer: ¿Quién es Iván Rivas, el nuevo fichaje del Junior?

Foto:
El Heraldo

(Visited 553 times, 6 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS
  • Tolima vs. Santa Fe: Empezó la paridera

    whatapps

    Tolima vs. Santa Fe: Empezó la paridera


  • Bucaramanga vs. Medellín: Cuando jugar bien y ganar no es suficiente

    whatapps

    Bucaramanga vs. Medellín: Cuando jugar bien y ganar no es suficiente

    Bucaramanga le ganó al Medellín 2-0 pero quedó eliminado de la Liga Águila.
  • El conductor de Uber que jugó con Pelé y Beckenbauer

    whatapps

    El conductor de Uber que jugó con Pelé y Beckenbauer

    Pelé, en el New York Cosmos de la NASL de Estados Unidos.
  • FIFA 19: Estos son los mejores cobradores de tiros libres

    whatapps

    FIFA 19: Estos son los mejores cobradores de tiros libres


  • ¿Al Unión Magdalena le hicieron magia blanca?

    whatapps

    ¿Al Unión Magdalena le hicieron magia blanca?

    Después de trece años, el Unión Magdalena volvió a la A
  • Junior vs. La Equidad: Cómo jugar en soledad

    whatapps

    Junior vs. La Equidad: Cómo jugar en soledad

    Junior le ganó 1-0 a La Equidad con gol de Luis Díaz
  • Rionegro vs. Once Caldas: Bodhert sufre en las finales

    whatapps

    Rionegro vs. Once Caldas: Bodhert sufre en las finales

    Rionegro Águilas y Once Caldas se enfrentaron por los cuartos de final de la Liga Águila 2018-II
  • Así le fue a Pinto la última vez que dirigió en Colombia

    whatapps

    Así le fue a Pinto la última vez que dirigió en Colombia

    Jorge Luis Pinto, entrenador de la Selección Colombia.
  • Tumbando los mitos del ‘Profe’ Pinto

    whatapps

    Tumbando los mitos del ‘Profe’ Pinto


  • Diamante en bruto: Ricardo “Caballo” Márquez

    whatapps

    Diamante en bruto: Ricardo “Caballo” Márquez

    Ricardo Márquez jugador del Unión Magdalena, goleador del Torneo Águila
  • Tolima vs. Santa Fe: Empezó la paridera

    whatapps

    Tolima vs. Santa Fe: Empezó la paridera


  • Bucaramanga vs. Medellín: Cuando jugar bien y ganar no es suficiente

    whatapps

    Bucaramanga vs. Medellín: Cuando jugar bien y ganar no es suficiente

    Bucaramanga le ganó al Medellín 2-0 pero quedó eliminado de la Liga Águila.
  • El conductor de Uber que jugó con Pelé y Beckenbauer

    whatapps

    El conductor de Uber que jugó con Pelé y Beckenbauer

    Pelé, en el New York Cosmos de la NASL de Estados Unidos.
  • FIFA 19: Estos son los mejores cobradores de tiros libres

    whatapps

    FIFA 19: Estos son los mejores cobradores de tiros libres


  • ¿Al Unión Magdalena le hicieron magia blanca?

    whatapps

    ¿Al Unión Magdalena le hicieron magia blanca?

    Después de trece años, el Unión Magdalena volvió a la A
  • Junior vs. La Equidad: Cómo jugar en soledad

    whatapps

    Junior vs. La Equidad: Cómo jugar en soledad

    Junior le ganó 1-0 a La Equidad con gol de Luis Díaz
  • Rionegro vs. Once Caldas: Bodhert sufre en las finales

    whatapps

    Rionegro vs. Once Caldas: Bodhert sufre en las finales

    Rionegro Águilas y Once Caldas se enfrentaron por los cuartos de final de la Liga Águila 2018-II
  • Así le fue a Pinto la última vez que dirigió en Colombia

    whatapps

    Así le fue a Pinto la última vez que dirigió en Colombia

    Jorge Luis Pinto, entrenador de la Selección Colombia.
  • Tumbando los mitos del ‘Profe’ Pinto

    whatapps

    Tumbando los mitos del ‘Profe’ Pinto


  • Diamante en bruto: Ricardo “Caballo” Márquez

    whatapps

    Diamante en bruto: Ricardo “Caballo” Márquez

    Ricardo Márquez jugador del Unión Magdalena, goleador del Torneo Águila