Junior está en deuda con el fútbol colombiano

4645

Compartir artículo:

En 2016 Nacional salió campeón de Libertadores, Santa Fe hizo lo mismo con la Suramericana y entonces nosotros nos creímos el cuento. Nos dijeron que éramos la segunda mejor liga del mundo y dándonos golpes en el pecho, ingenuos, nos sentimos los mejores del continente.

 

Luego en 2017 la Copa Libertadores tuvo el placer de contar con todos nuestros grandes: Nacional, Millonarios, Santa Fe, Junior y el Medellín. Por nombre, por historia y por argumentos, nuestros cinco equipos tenían la obligación de volver a dejar en alto el nombre del país. Pero lo que vino después fue el papelón de la historia.

 

Ninguno de los cinco representantes de la segunda mejor liga del mundo pudo clasificarse a octavos. Junior y Millonarios ni siquiera llegaron a la fase de grupos, cayeron en las fases preliminares, el uno por penales contra Atlético Paranaense y el otro contra Atlético Tucumán.

 

Lea también: Teo es ingobernable y el Junior es gran candidato

 

Y los demás, Nacional, Medellín y Santa Fe, los tres mejores clubes del país para entonces, hicieron una Copa lamentable. El campeón quedó de último en su grupo, Medellín perdió inexplicablemente contra Emelec en el Atanasio y Santa Fe, ante su gente y frente a un rival limitadísimo como The Strongest, fue incapaz de estar a la altura del momento.

 

En Suramericana la cosa no fue muy diferente. Patriotas, Águilas, Tolima y el Cali naufragaron antes de octavos; Santa Fe perdió de manera insólita contra Libertad en octavos; y al día de hoy el único sobreviviente colombiano en competiciones internacionales es el imponente Junior de Teo y Chará.

 

“La segunda mejor liga del mundo” solo tiene a un equipo en cuartos de final de la Sudamericana. Uno solo, pero tranquilos, es uno de los buenos. En manos del mejor Junior de los últimos años está salvar un año atroz para nuestro fútbol en el plano internacional.

 

Le puede interesar: 5 penales que son mucho peores que el de Teo Gutiérrez

 

Por nómina, por momento y por estadio, el Junior es candidato. No hay matices. Todos esperamos mucho de ellos y no es para menos. Sin miedo a equivocarnos, podemos decir que la plantilla de Comesaña está entre las tres mejores del torneo. Que Chará, Teo, Comesaña y compañía comiencen a sentir la presión. La obligación.

 

El Junior está vivo en los tres torneos —Liga, Suramericana y Copa Colombia— y partido a partido, cambio a cambio, hemos visto que hay nómina para luchar por los tres. Pero ojo, en la recta final el entrenador deberá ser inteligente para encarar la situación. Debe saber que la inversión que hicieron no amerita menos que un título internacional. El Junior tiene un compromiso con su hinchada, pero también con nuestra liga.

 

Para más información haga click acá.
Para más información haga click acá.

 

Foto:

Gol Caracol


Lo más leído