fbpx

América: Conclusiones tristes luego de la derrota contra Nacional

2018-12-01T10:00:20+00:00 18 agosto, 2018 |
2 minutos de lectura

América perdió 0-2 con Nacional en el Pascual Guerrero y se sigue hundiendo en su crisis. Estas son las (tristes) conclusiones que dejó la derrota.

Intensidad ¿y ya?

Lo de la ‘Mecha’ es feo. La cosa no mejora y cuando Nacional pisó el acelerador, en veinte minutos, lo aplanó. Afortunadamente Almirón es amarrete, pues el 2-0 hubiera podido ser más largo. En la primera media hora Nacional jugó a placer, hizo la tarea y luego se echó para atrás.

 

 

Después, con el 2-0 en contra y la necesidad a flor de piel, el Pascual fue testigo de la falta de recursos en toda su expresión. Los de Rojo no tienen herramientas más que sus ganas y el afán de no incumplirle a una hinchada que cada día cree menos. A punta de enjundia exagerada, de intensidad desmedida, hubo tramos en los que lograron pararse cerca del arco de Vargas. Pero eso y nada más. Sin buen juego difícilmente hay goles; y sin goles irremediablemente no hay triunfos.

Las ganas ayudan, pero no siempre son suficientes, Felicio.

Lea también: Cuando Aubameyang vivió en Barranquilla

El problema no es de Volpi

El primer gol vino de un error individual del arquero Volpi. Que no se vuelva pantalla de humo y no se cometa el error de desviar la discusión al debate Volpi-Bejarano. El error es grosero, sin embargo está lejos de ser la causa de la derrota y, mucho menos, del estado de salud del América. Esto no puede tapar la crisis de juego.

Antes está la falta de compromiso de Dájome y Cuero para defender, la intrascendencia de Aristeguieta o la falta de recursos que hay en el banco. Antes, antes que nada, están las pésimas decisiones institucionales.

 

 

No deje de leer: La Selección de cuchos del Fútbol Colombiano

Alguito bueno

Sí. No todo tiene que ser para destruir. En América hay cosas destacables. Dos, no mucho más:

1) En un equipo que entiende poco de juego asociado, en el que los extremos parecen pollos sin cabeza, Yesus Cabrera es la resistencia. Jugó por detrás del punta y siempre da la sensación de querer jugar. Lo mejor del Diablo salió de sus botas.

2) Refuerzos hubo pocos y la mayoría están pasando de agache. La excepción es Jhontan Pérez. Fiable para defender y activo para atacar. Si él sigue así y el América también, lo más probable es que el próximo semestre lo arranque en un lugar más cómodo.

Foto:
El País

(Visited 677 times, 1 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS