El Junior no fue el primero que celebró una estrella falsa en Colombia