Cuando el presidente del Atlético de Madrid quiso ‘matar’ al Tren Valencia