¿Quién es Carlos Antonio Vélez para retirar a Pablo Armero?

9254

Compartir artículo:

Se jugaban los últimos diez minutos del Millonarios-América en el Campín. Millos, muy superior goleaba y mandaba en el partido. El equipo del ‘Polilla’ acababa de descontar con gol de Kevin Ramírez y, a pesar de su lamentable partido, se creía capaz de remontar. Los de rojo arriesgaron y fueron a por todas. En esas, Pablo Armero, que jugó un partido lamentable, remató su triste noche regalando un balón para que Millonarios arrancara un contragolpe que no terminó en gol de milagro. Entonces, el famoso Carlos Antonio Vélez, sin pudor, mandó a retirar del fútbol a Pablo Armero; dijo que ya no estaba para jugar a nivel profesional, que a sus 31 años ya no estaba para defender al América y que era mejor que estuviera pensando en otras cosas.

 

valderrama_compre-ya-01

 

Sí, lo primero es decir que efectivamente Armero jugó un partido paupérrimo. No hacía falta que Vélez nos lo contara. El que vio el partido lo sabe y el más molesto debe ser el mismo jugador. Lo de ayer fue una versión vulgar del incombustible cohete del Udinese, Napoli y la Selección Colombia. Él y Juan Camilo Angulo fueron los puntos más bajos de lo que el ‘Polilla’ calificó como el peor partido desde que está al mando. El resultado, la puesta en escena, las palabras de su entrenador y las críticas en redes sociales serán elementos suficientes para pellizcar el orgullo de Armero y (ojalá) hacerlo reaccionar. Eso está bien; una de las obligaciones tácitas de los futbolistas es someterse a la opinión pública y a la crítica mordaz.

 

Lea también: Millonarios volvió a ser Millonarios

 

Ahora bien, una cosa es analizar la situación y asumir una postura crítica frente a ella, otra muy distinta es pararse detrás de un micrófono que tiene tanta resonancia y atribuirse de forma abusiva el derecho de retirar a un jugador. Se trata aquí de una extralimitación incendiaria e irrespetuosa de los derechos y deberes de un comunicador. Una atribución así excede por mucho el terreno del análisis y entra en esferas que se le escapan al periodismo deportivo. Por más años y experiencia que tenga, y por muy alto que sea el púlpito imaginario desde el que él cree que nos habla al resto de los mortales, el señor Vélez no es nadie para decir quién debe vivir del fútbol y quién no.

 

higuita_compre-ya-01

 

Armero podrá estar en el peor nivel de su carrera —que indudablemente lo está—, pero es un jugador con una trayectoria que debe ser respetada. A ‘Miñía’ nadie le regaló nada, si llegó hasta donde llegó es porque lo trabajó y se lo ganó. Ya no tendrá 20 años, pero tampoco es un jugador de 45 que vino al América para ser homenajeado. Tulio Gómez y el ‘Polilla’ decidieron que a sus 31 años todavía tiene cosas que aportar al proyecto. Podrán acertar o estar equivocados, eso lo decidirán el tiempo y el balón —que nunca mienten—, no un periodista en la sexta fecha del torneo, en el peor partido del equipo en meses.  Ese tipo de ensañamiento, la mala sangre, es lo peor que tiene el periodismo deportivo de este país.

 

Son practicas como esta las que estimularon el nacimiento de Hablaelbalón y siempre hemos querido navegar con un tono diferente. Señor Vélez, no tenemos el derecho de decidir si usted está para retirarse, pero si el de pedirle que sea más respetuoso y responsable.

 

Termine con: El fiasco de imitar a Europa

 


Lo más leído