Pékerman 2012-2018: Los años maravillosos