Entrenadores a la sombra

700

Compartir artículo:

¿Quiénes son esas caras desconocidas, serias, a las que los entrenadores de élite les susurran al oído sus secretos, sus miedos y sus decisiones? Acá se lo contamos.

 

David Bettoni, el amigo de ‘Zizou’

La historia de Bettoni tiene fuego. En estos días en los que fusilar a Zidane parece ser el deporte favorito de muchos, su amigo, cabeza rapada también, nos recuerda que en el fútbol de élite aún hay lugar para las lindas amistades. El bueno de Bettoni, como futbolista, fue un defensor y volante defensivo del montón. Su mejor regate fue coincidir con Zinedine, a los 16 años, en las juveniles del Cannes. Desde entonces, por más de 27 años, han sido dos calvos inseparables.

davidbettoni

Colgó los guayos jugando para el Cannes en 2004, y se quiso hacer entrenador. ¿Lo lindo de la historia? Bettoni es entrenador de segundo grado, así que por ley no puede ejercer de segundo entrenador (ni dar instrucciones a los jugadores). El club, sabiéndolo, le ofreció a Zidane hacer al ‘Indiecito’ Solari su segundo entrenador. El francés, intransigente, se negó. O con Bettoni (quien lo acompañó con el Castilla) o con nadie.

 

Y ahí está Bettoni, silencioso (sin poder dar ni una orden), cubriéndole la espalda a su entrañable amigo.

 

Sabemos que le gusta: Zidane no le tiene bronca a James

 

Angelo Alessio

Angelo, a diferencia de Bettoni, tiene más cosas que contar como futbolista. Al menos puede decir que en el 89, con La Juve, fue campeón de la copa de la Uefa. Jugó siempre en Italia, completando más de 300 partidos como profesional. En el 91′ compartió la mitad de la cancha de la Vecchia Signora con su amigo y futuro jefe, un tal Antonio Conte.

 

Tras retirarse se hizo entrenador, ocupando el rol de primer jefe de equipos que usted no conoce (Imolese Calcio, Massese y Ars et Labor). En el 2010, Antonio se acordó de él y dirigiendo al Siena lo mandó a llamar como segundo al mando. Desde ahí lo acompaña siempre. Desde ahí se acostumbró a ganar (en ‘La Azurra’, en la Juve y ahora en el Chelsea). Desde ahí es la mano derecha, el equilibrio, de un obseso con quiebres esquizofrénicos, capaz de matar por ganar. Un tal Antonio Conte.

 

Así se descargó Conte con Alessio, tras un mal marcaje en un córner en un Chelsea vs Arsenal. 

¡Lea nuestros sobrevalorados y díganos los suyos!

 

Padre e Figlio 

En la élite, además de amigos, se recibe a la familia. El prestigio, los títulos, los partidos encima, le permiten a los capos, a los ‘Carlettos’, nombrar a quien se les venga en gana. ¿Su hijo? “Sí mi hijo, se los presento, se llama David”.

 

David Ancelotti trató de ser jugador de fútbol pero no le dio. Entonces se hizo preparador físico. Por su apellido, jovencito, lo encargaron de mantener la forma de Cristiano Ronaldo y sus amigos: Real Madrid Fittness Coach. La rompió, Cristiano y Sergio Ramos le subieron el pulgar. Ya no era solo hijo de su padre.

 

Cuando ‘Carletto’ llegó al Bayern ya no había secreto, su figlio sería  el preparador físico. Pero David, obseso como su padre, también gusta de la pizarra. Ahora que Paul Clement, ex asistente de Ancelotti,  ha sido encargado de regentar al Swansea, podremos verlos a ambos, padre e hijo, imaginar y comandar al Bayern.

 

David Anchelotti
27 añitos tiene David. Tan serio como su padre.

Termine bien y lea: Mil veces ‘Carletto’. 

 

 


Lo más leído