Lo más lindo y lo más feo de la “nueva” Selección Colombia